Cesarea

Un curioso ejemplo de las dificultades con que se encuentra la ciencia de la etimología es la palabra cesárea.

Plinio el Viejo

Plinio el Viejo (23-79) fue un importante escritor y naturalista latino. Su magna obra Historia Naturalis constituye uno de los primeros ejemplos de enciclopedia de toda la Historia.

A lo largo de más de 160 volúmenes, en un trabajo de toda una vida, recogía todo el conocimiento de su época. De los libros que se han conservado, la mayoría trata sobre geografía, medicina y biología.

En el prefacio, el autor afirma haber recogido 20.000 hechos recolectados de unos 2.000 libros y de 100 autores selectos. Las listas que todavía existen de sus fuentes ascienden a mucho más de 400, incluyendo 146 romanos y 327 griegos, así como otras fuentes de información.

Sus libros tuvieron un grandísimo éxito aún en vida del autor. Larcio Licinio intentó sin éxito comprársela por unos 200.000 € de hoy en día. Lo cual no deja de ser paradójico por cuanto en uno de los libros que se han conservado de la Naturalis Historia (Liber XXXI sec XXIII) Plinio se refiere al aspirante a comprador, describiendo su muerte:

Las Fuentes Tamáricas en Cantabria sirven de augurio. Son tres, a la distancia de ocho pies. Se juntan en un solo lecho, llevando cada una gran caudal. Suelen estar en seco durante doce días y, a veces, hasta veinte, sin dejar ninguna señal de agua, mientras que otra fuente contigua sigue manando sin interrupción y en abundancia. Es de mal agüero intentar verlas cuando no corren, como le sucedió poco ha al legado Larcio Licinio, quien, después de su pretura, fue a verlas cuando no corrían, y murió a los siete días.

Continúa leyendo Cesarea

El asno de Buridan

Cuenta la paradoja del asno de Buridan que un asno racional que se encontrase a la misma distancia de dos fuentes de comida y bebida, podría morir de hambre ante la incapacidad de decidirse por una u otra opción alimenticia.
La Wikipedia española, ese subproducto grotesco, tiene la desfachatez de mostrar en su artículo sobre el Asno de Buridan una foto de unos asnos pastando con el pie de foto «Asnos sin preocupaciones filosóficas».
Las implicaciones filosóficas sobre la paradoja son muy extensas y están explicadas con detalle en las páginas antes citadas.
El asno de Buridan, sin embargo, nada tiene que ver con Buridan. La paradoja ya fue expuesta en términos similares por Aristóteles, en su libro De Caelo, con un hombre como ejemplo, que se encuentra a la misma distancia de la fuente de comida y de la de bebida.
Jean Buridan (1300-1358) fue un filósofo francés del siglo XIV al que le hicieron la cama. Con una formación un tanto inusual para la época – estudió arte en lugar de filosofía en la Universidad y se mantuvo como monje independiente en lugar de seguir una Orden religiosa en particular.
Cuenta la Wikipedia que en 1340 alcanzó la suficiente confianza como para atacar a su profesor, William de Ockham. Okham es famoso por el principio de la navaja de Occam que establece que las hipótesis científicas deben mantenerse tan sencillas como sea posible.
La realidad es que Ockham formuló su hipótesis, que ha sido sacada de contexto y amplificada en diversos ámbitos humanos, como soporte a sus teorías religiosas, más pensando en que puestos a invocar a los dioses, mejor suponer que hay sólo unos pocos. Hay quien afirma que tan famoso principio no pertenece a Ockham, o al menos no hay pruebas al respecto.

Continúa leyendo El asno de Buridan

Pompeyo y las fechas

Pompeyo el Grande, o «Pompeyo el del Triunvirato» fue un distinguido líder político y militar de la Antigua Roma. Compartió gobierno junto a Julio César y Craso en el Primer Triunvirato.
Pompeyo nació el 29 de Septiembre del año 106 antes de Cristo. Aunque en la actualidad nos resulte trivial, es sorprendente que una fecha tan antigua pueda precisarse con tanta exactitud. Hay muy pocos datos exactos sobre fechas anteriores a la época de Cristo, sin lugar a dudas esta es una de ellas.
Para entender esto, hay que concebir que no sólo los Romanos tenían un calendario totalmente diferente al nuestro – la palabra calendario es totalmente romana (aunque la equivalente árabe, almanaque, tiene una etimología bien extraña: Del ár. hisp. almanáh_, calendario, y este del ár. clás. muna-h_, alto de caravana, porque los pueblos semíticos comparaban los astros y sus posiciones con camellos en ruta) – sino que las coincidencias no eran del todo exactas entre unos días y otros. Por medio pasan diversas revisiones del calendario, con inclusiones de meses, con retirada de días y algún que otro sobresalto.
Por otro lado, hay que recordar que la celebración del cumpleaños es relativamente reciente. En la antigüedad no se daba tanta importancia al día en que una persona había nacido.
Suponemos que las efemérides de la época resultarían muy pobres. Ahora podemos mirar hacia atrás y encontrar muchos hechos curiosos que ocurrieron ese día 29 de Septiembre. Remarcable sin duda es el 29 de Septiembre de 1650, en que un tal Henry Robinson habría la Office of Addresses and Encounters que se convertiría en el primer servicio de contactos, mucho tiempo antes que Meetic, Match.com y tantos otros servicios hoy en día tan cotidianos.
Pompeyo fue un excelente estratega militar y sus logros en el campo de batalla llegaron hasta el punto de que Plutarco estuvo tentado de compararlo con Alejandro Magno en sus Vidas Paralelas.

Continúa leyendo Pompeyo y las fechas

El hilo de plata

Cuando se busca información marginal en Internet, es frecuente acabar en un callejón sin salida. Se busca un dato y no se encuentra. Sin ese dato, no se puede avanzar. Cuesta creerlo, pero mucha información, aún no está en Internet.
Al fin y al cabo, sólo un porcentaje mínimo de usuarios que utilizan la red incluyen información en esta. Algunos son los bloggers, que en su mayoría se pasan el tiempo copiando información ajena, reescribiéndola o simplemente resumiéndola. Cualquier suceso de cierta trascendencia que haya ocurrido en los últimos años tiene suficientes referencias como para nunca más caer en el olvido.
Junto a esta información que simplemente no existe, que lleva a perder horas de tiempo hasta que, nos damos cuenta, que no hay nada que hacer, hay algunos datos fascinantes. Son datos que, si se insiste lo suficiente en la búsqueda, uno acaba desenmascarando, hasta el punto de darse cuenta de que toda esa información proviene de un único lugar.
Pongamos un ejemplo para aclarar esta teoría.
Una entrada inusual de la Wikipedia, la que se refiere a Gutter Sound, una bahía dentro del puerto natural de Scapa Flow, en las Islas Orcadas, al norte de Escocia.
Una historia peculiar se esconde en ese lugar, donde muchos de los barcos alemanes de la I Guerra Mundial acabaron hundidos. Algunos de esos barcos consiguieron ser reflotados. Un detalle, al final de la historia, se deja caer, como si nada:

Continúa leyendo El hilo de plata

La historia de Nastagio degli Onesti

Las tres tablas que con el título genérico de «La historia de Nastagio degli Onesti» se exhiben en una de las salas de este Museo, formaron originariamente parte de una serie de cuatro pintadas por Botticelli para la ilustre familia florentina de los Pucci.

Entre los cuadros más admirados del Museo del Prado se encuentra esta serie de tres cuadros atribuidos a Botticelli.
La autoría de estas pinturas -que ya en el siglo XVI fue atribuída por Vasari a Botticelli- ha sido no obstante muy discutida por la crítica especializada, a la vista de las disparidades de ejecución que se aprecian en ellas y que revelan en algunas de sus partes la intervención de colaboradores. En la actualidad se tiende a admitir, a tenor del carácter unitario que presentan, que no toda la realización de las mismas es obra autógrafa de Botticelli, pero que sí lo fue su concepción global y la dirección de la composición.

Continúa leyendo La historia de Nastagio degli Onesti