Spain is different

Una interesante pregunta en la sección de preguntas de Metafilter: Quisiera saber cosas sorprendentes y poco conocidas sobre España.
Hay uno al que le sorprende la cantidad de pescado que se consume en nuestro país, siendo el segundo país del mundo donde sus habitantes toman más pescado, después de Japón.
Hay a quien le sorprende nuestro prolongado pasado y raíces árabes.
Un detalle curioso afirma que el consumo de cerdo en España es muy superior a otros países porque en la época de la Inquisición era una forma manifiesta de demostrar que no se era judío ni árabe.
También se indica que somos el país con más donantes del mundo.
Produce sorpresa la tranquilidad con que se realizó la transición en España y la falta de revanchismo que se produjo cuando la izquierda socialista subió al poder.
Madrid es la capital europea situada a mayor altitud y está en la misma latitud que Nueva York.
La existencia del vasco como lengua que no se parece a ninguna otra de su alrededor.

Continúa leyendo Spain is different

4 de julio

El 4 de Julio de 1776 se proclamó la Independencia de los Estados Unidos.
El 4 de Julio de 1826 murió John Adams, el que fuera segundo Presidente de los Estados Unidos.
El 4 de Julio de 1826 murió Thomas Jefferson, el que fuera tercer Presidente de los Estados Unidos.
El 4 de Julio de 1831 murió James Monroe, el que fuera quinto Presidente de los Estados Unidos.
Tanto Adams, como Jefferson, hicieron lo que estuvo en su mano para aguantar sus últimos días de vida, hasta alcanzar esa fecha mítica.
El que fuera cuarto Presidente de los Estados Unidos, James Madison, murió el 28 de Junio de 1836. No fue capaz de aguantar esos seis días.

Sealand

Una de las medidas protectoras que el Reino Unido estableció para defenderse de las agresiones de los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial, fue la creación de unas bases protectoras, establecidas en el mar, en las proximidades de sus principales canales navegables. La idea era evitar que los alemanes penetraran y pudieran minar los canales de los ríos Támesis (en la costa este, que trascurre atravesando Londres) y Mersey ( en la costa oeste y desembocando en Liverpool).
Así, decidieron crear unas torres con equipamiento de detección marítima y aérea. Resultaba más barato realizar una construcción temporal y tener una dotación al cargo que fletar un barco. Además, era más seguro para los tripulantes ya que un barco puede hundirse con relativa facilidad, pero las torres estarían ancladas sobre bancos de arena.
Estas torres se llamaron Roughs Towers, o también Maunsell Sea Forts.

Las torres se construyeron con relativa facilidad. Estaban provistas de radares, generadores eléctricos y depósitos para agua y comida, pero también de fuego antiaéreo y armamento convencional. Fueron creados en tierra y transportados con tres grandes remolcadores, con todo el equipamiento y la tripulación, para que, una vez fueran anclados, estuvieran funcionando inmediatamente.
La ubicación, en las proximidades de los ríos antes indicados, implicó que algunas de ellas estuvieran en aguas internacionales, aprovechando la existencia de ciertos bancos de arena, donde se podían fijar estas estructuras. Se encontraban hasta a unos 10 kilómetros de suelo británico.
Con el fin de la Segunda Guerra Mundial, las torres fueron perdiendo su utilidad, hasta ser desarmadas y el personal que las atendía, retirado, en 1956.
No sería hasta 1967 cuando la existencia de una de estas torres ocuparía un lugar destacado en la Historia. El 2 de Septiembre de 1967, Paddy Roy Bates, un ciudadano británico, antiguo oficial del ejército, junto con su familia y algunos colaboradores, ocupó una de estas torres. Su idea era más o menos simple: montar una emisora de radio pirata, Radio Essex, sin que el Gobierno Británico pudiera meter las zarpas.
Ya en 1965 había ocupado una torre, en el estuario del Támesis, pero el gobierno le dió un toque de atención, ya que esta se encontraba en el espacio de las aguas territoriales británicas y su actividad era ilegal. Se mudó a otra torre, más alejada y en aguas internacionales. Así que de paso, reclamó la soberanía del espacio que ocupaba, dándole el nombre de Sealand.

Continúa leyendo Sealand

Fronteras

El país del mundo que más tiempo lleva sin cambiar sus fronteras – sin perder o ganar colonias, sin aumentar o disminuir de tamaño – es Suiza, que mantiene su tamaño actual desde el Congreso de Viena de 1815.
Curiosamente, la Suiza actual es la más grande de todas las suizas que ha habido a lo largo de la historia, dado que en dicho tratado se le concedieron tres cantones más que nunca antes tuvo.
Pocos países actuales mantienen sus fronteras desde hace menos de 100 años. España perdió su última colonia, Sáhara occidental, en 1975.

Billetes grandes

I
Aún no he tenido un billete de 500 euros en mis manos. En realidad, apenas si he tenido unos pocos billetes de 100, todo lo más. El cambio del euro a la peseta nos ha hecho desempolvar la aritmética de los decimales. Las cantidades que manejamos aún son bastante pequeñas.
II
Cuando la economía de un país se degrada mucho, aparece el fenómeno de la hiperinflación: Los precios no cesan de subir y es casi imposible para las autoridades monetarias controlar dicha escalada.
En países afectados por una inflación galopante, hay que pensar de forma relativa. Lo que hoy vale diez, en un mes puede valer cien.
Un caso dramático es el de Perú. Cuando estudiaba en Primaria, me enseñaron que la moneda del país era el Sol. El Sol nació como una moneda «fuerte». En sus orígenes, un sol valía tanto como 5 francos franceses. Así, en sus orígenes, allá por 1931, un Sol estaba dividido en cien céntimos. Con el devenir de los tiempos, se llegó a 1985, año en que existían billetes de 100.000 soles.
No sé exactamente si se hace con algún tipo de picaresca, por comodidad, o para parecer que el país dispone de una moneda fuerte, pero cuando se llega a cifras tan altas, lo que suele hacerse es cambiar la moneda, en cierto modo «simplificarla». Se le quitan un montón de ceros a todos los billetes y ya está.
En el caso peruano, optaron por cambiar de moneda, al Inti. Un Inti eran 1.000 Soles de los antiguos. Así, al comienzo sólo había billetes de 50 y 100 Intis.
Pero la inflación crónica de un país no se soluciona cambiando el nombre de la moneda. Con el tiempo, empezaron a surgir nuevos billetes, de los 100 Intis se acabó llegando a los 5.000.000 de Intis en un billetito.
La solución fue fácil: volver a cambiar de moneda. Ahora el nuevo nombre es el de Nuevo Sol. 1.000.000 de Intis equivalen a un Nuevo Sol. O sea que un Nuevo Sol equivale a mil millones de Soles antiguos.
La situación de Perú no es tan excepcional. En muchos otros países se ha optado por medidas similares. Turquía es el caso más claro. En el año 2004 la lira turca y el Inti eran las dos monedas más devaluadas del mundo. Hoy en día, tras el cambio que han realizado los turcos (1.000.000 de liras turcas antiguas = 1 lira turca nueva) el título estará en disputa, pero está claro que cuando alguien lleve mucho tiempo con la peor moneda del mundo acabará cambiándola.

Continúa leyendo Billetes grandes

El efecto 2000

A todos nos suena el famoso «efecto 2000».
En el diseño de muchos programas informáticos se habían establecido sólo dos cifras para el almacenamiento de las fechas. Así, el número 84 quería decir 1984. El problema era que, la mayoría de los sistemas anómalos, entenderían que para 00 el número significante sería 1900.
La primera persona que alertó sobre el riesgo de este sistema fue Bob Bemer, en 1958. Se pasaría 20 años tratando de que tanto programadores como el gobierno estadounidense o la ISO tomaran medidas de prevención. No tuvo mucho éxito.
La prensa magnificó las posibles consecuencias del problema, que estaba en boca de todos en los últimos días de 1999.
En realidad, el problema de fechas tenía que darse antes de que se llegara al año. Y efectivamente, así ocurrió. El primer problema de importancia fue detectado en 1993. Algunas personas, con deudas que terminarían de pagar en el 2000 recibieron cartas que les decían que llevaban 93 años de mora en el pago de los recibos. El sistema había entendido que había que terminar de pagar en 1900 y habían saltado alarmas de impago al realizar las operaciones correspondientes.

Continúa leyendo El efecto 2000

Vendo Manhattan por 24 dólares

Ahora hay en televisión un anuncio que cuenta cómo Manhattan, el centro neurálgico de Nueva York, fue comprada por 24 dólares. Para muchos, ha sido el negocio más redondo de todos los tiempos.
I
En primer lugar, habría que precisar que no fueron 24 dólares. Porque la compra la hicieron los colonos holandeses. Fueron ellos los que decidieron que Manhattan fuera su centro de operaciones a partir del cual comenzar la expansión por América. Así, la compra se realizó por 60 florines. Además, no fueron florines contantes y sonantes, por cuanto el trato se realizó con indios. Fueron una grotesca mezcla de collares, tejidos y otras baratijas, hasta alcanzar un costo aproximado de 60 florines.
La estimación sobre los 24 dólares tampoco es correcta. La venta se produjo en 1626 y la actualización hacia dólares corresponde a un cálculo del siglo XIX. Actualizando teniendo en cuenta los precios de entonces y los de ahora, con la inflación, podría hablarse de que la venta se realizó por 72 dólares actuales ( 60 euros de los de ahora, unas 10.000 pesetas ). No deja de ser una ganga.

Continúa leyendo Vendo Manhattan por 24 dólares