Gillette

Gillette es una empresa cautivadora. El mismo tipo que inventó la cuchilla de afeitar desechable, King Camp Gillette (1855–1932), un americano con nombre de rey pero sin títulos nobiliarios, allá por el año 1903, acabó fundando la compañía que todavía hoy es indiscutiblemente la número uno en ventas.

No importa en qué producto pienses, un porcentaje elevadísimo de los consumidores acaba claudicando ante las marcas blancas, los productos menos buenos pero dignos y de precio insuperable. Hasta la intocable Coca-cola pierde cuota de mercado ante los que razonan que mezclada con whisky no se nota la diferencia con la Cola marca DIA%.

Pero las cuchillas de afeitar siguen siendo una vaca sagrada, tal vez la única verdadera. Resulta increíble que cuando Gillette tiene productos tres y cuatro veces más caros que los mejores de las marcas alternativas, la gente insiste en comprarlas. Gillette tiene la inimaginable cuota de mercado del 70 por ciento ¡Mundial! Muy lejos queda Wilkinson con un 18 por ciento. Y el resto, se muere de asco con un mísero 12 por ciento, a repartir entre miles.

Todo esto surge porque quería conocer el dato de la competencia entre Wilkinson y Gillette. Sabía que el segundo vendía más que el primero, y bastante más, pero quería ver hasta qué punto era así.

En los comentarios dejo una estadística bastante anticuada (de hace 20 años) aunque interesante, que muestra las cuotas existentes para Gillette, Wilkinson y Bic en la Unión Europea de aquel entonces:

  • Gillette: 59 % (en volumen), 70 % (valor).
  • Wilkinson Sword 14 % (volumen), 13 % (valor).
  • BIC 17% (volumen), 8% (valor).
  • Schick 7% cuota.

Los ingresos que genera Gillette vendiendo cuchillas de afeitar son extraordinarios: 4.600 millones de dólares al año, con datos del año 2006. Con ese dinero se podría comprar una empresa del tamaño de Acciona. Lo mejor de todo es que el margen de beneficio de Gillette es bestial. Según un documental – sensacionalista – una cuchilla que cuesta producir en torno a siete céntimos de euro se vende a más de tres euros, generando unos porcentajes de beneficio exorbitantes. Obviamente hay que pagar la producción de las cuchillas pero también los anuncios de los deportistas de super élite. Aunque ese dinero da para mucho más.

Cuenta en la página de la Wikipedia que Gillette es un caso especial donde la propia marca es tan apreciada que tiene valor en sí misma. Es como cuando ING compró el Baring Bank. Era una empresa arruinada pero fundada en 1762 y que da nombre a una crisis económica, mucho más importante que la actual, y que sale en los libros de historia. La marca, tiene un valor intrínseco.

Los siempre cuestionables gurús del tema han extraído que si Gillette se diversificara en dos empresas: una que se dedicara a fabricar cuchillas de afeitar pero que se llamara de otra forma, y una que se llamara Gillette e hiciera cualquier otra cosa, esa segunda empresa valdría en sí misma 16.000 millones de dólares, o lo que es lo mismo, más de lo que valdrían Gas Natural y Telecinco juntas, tanto como la décima empresa más valiosa de España.

15 comentarios en “Gillette”

  1. En su primer año de operación Gillete vendió 51 maquinillas de afeitar.
    Dos años después… un cuarto de millón… debido al boca a boca (era la primera maquinilla que no hacía cortes en la cara).
    Luego consiguieron un contrato millonario con el ejército de EEUU… y el resto es historia.

    curiosidad: Gillette compró Duracell en 1996…
    Pero ya en esta década P&G compró a Gillette…

    [Comentario zrubavel: Es extraña la relación entre maquinillas de afeitar y pilas.
    Gillette era el dueño de Duracell.
    Energizer es el dueño de Wilkinson.

    También es curioso que Wilkinson tuviera una división que fabricaba espadas(!). Son negocios verdaderamente peculiares.]

  2. Pues sí, son productos caros, pero buenos. A nivel de desechables también suelen ser un resto mejor que la competencia e a increíblemente -a gusto personal- quien se le ha acercado en calidad es… BIC.

  3. Hace mucho que tengo clara mi opinión sobre Gillette. Intentado llegar a una opción más barata compré unas cuchillas que parecían ofrecer (cuantitativamente) las mismas carácterísticas (nº de hojillas, etc.) por un precio mucho más bajo…marca blanca.

    Mi conclusión fue clara: “Las Gillette son muy baratas”. Desde entonces llevo pensando como podría hacer Gillette para que, aún posiblemente incrementando el precio de sus cuchillas, el coste mental de para el cliente no fuera tan… doloroso. En mis cálculos llegué a una formula que no me convenció del todo… una especie de suscripción mensual con entrega y recogida… insisto en que no me convenció.

    Por otro lado, sinceramente, aún como cliente de Gillette me parece genial que hayan llegado a optimizar sus procesos hasta poder fabricar las cuchillas por tan poco dinero como se comenta en el post… pese al abuso en sus márgenes de beneficios para mi sus productos TIENEN VALOR. Evidentemente me encantaría que esa optimización en la fabricación se viera reflejada en el precio de venta.

    Volviendo a lo de antes: ¿A alguien se le ocurre alguna formula para que el coste psicológico se pueda disimular en la compra de nuevas cuchillas? porque realmente el precio del pack es alto cuando te toca pagarlo pero el periodo de amortización (no tan evidente en el momento del sablazo) compensa el precio.

    Saludos

  4. Qué curioso, nunca había tenido esa percepción de Gillette como empresa sin competencia. Pero claro, yo es que uso maquinillas BIC, de las que cuestan cuatro duros.

  5. Pues de precio ni lo sé, compro las típicas bolsas que vienen un montón, las uso unas cuantas veces y las tiro en cuanto empiezan a rascar.

    Cuando empecé a afeitarme, de adolescente, usaba las Gillette (primero Sensor Excel y luego Match 3), cojonudas y tal, y luego me di cuenta de que prefiero estrenar cuchillas más a menudo (aunque sean de peor calidad) que tener una cuchilla galáctica con bandas de aloe vera que a los dos días ya no tiene aloe vera por ninguna parte y que el cabezal siempre termina blanquecino por los restos de la espuma; y que siempre da dolor de corazón tirar a la basura porque cuestan una burrada.

  6. Yo no me rasuro a diario, soy muy vago para eso, por lo que una cuchilla de Gillette Match 3 me viene a durar entre 2 y 3 meses, mientras un paquete de 6 Bic no me duran más de mes y medio.

    Curiosamente una vez me sucedió que a medio uso extravié el Gillette, y para rápido compré en la tienda un paquete de Bic. Después de un mes de usarlos encontré el Gillete, que pese a estar ya medio usado, se desliza como la seda. Desde entonces no volví a cambiar, y aunque sale caro, compro paquetes con repuesto de cuchilla.

    Otro punto que no he visto igualado: lo fácil que es limpiar la cuchilla del match 3, un poco de agua y listo, ningún pelo se atora en ella.

  7. La relación calidad/precio es crítica en las cuchillas, todo el mundo sabe que las Gillette son buenas pero son demasiado caras. Hay una vena muy importante de gente en Internet que recomienda las del estilo Merkur, que son las de toda la vida, de una cuchilla. Se supone que apuras mucho más, eso sí, te llevas el filete como te descuides. El factor precio es insuperable (el paquete de desechables cuesta casi 0 euros).
    En Amazon leí una opinión de un abuelo que había usado las Merkur toda la vida pero que había tenido un infarto y entonces tenía que cuidarse de las pérdidas de sangre y evitar los cortes. Entonces se pasó a las Gillette buenas y lo estaba flipando. Pero luego se jubiló y no le salían las cuentas del precio y el tío escribía una opinión negativa en Amazon porque no podía pagarlas con la pensión y las dejaba, pero vamos, que le habían parecido una maravilla y eso que era del rollo rústico de toda la vida. Pero que no podía permitírselas.

  8. Me ha sorprendido mucho por vuestros comentarios que todo el mundo mencione a Bic como un honroso tercer jugador.
    He encontrado esta página que habla de las cuotas de mercado en la Unión Europea, en base a una sentencia anti-monopolio:

    Con datos del año 1989:

    Gillette: 59 % (en volumen), 70 % (valor).
    Wilkinson Sword 14 % (volumen), 13 % (valor).
    BIC 17% (volumen), 8% (valor).
    Schick 7% cuota.

    Gillette está a la cabeza del mercado en todos los Estados miembros (si bien en Grecia, corresponde a BIC la mayor cuota de mercado[(!)], siguiendo criterios de volumen, pero no es así en términos de valor). Las cuotas más bajas de Gillette se dan en el Reino Unido, Grecia y Portugal; las más altas se registran en Dinamarca (81 % en volumen y 89 % en valor) y España (71 % en volumen y 81 % en valor). Wilkinson Sword tiene una posición más fuerte en los mercados británico, alemán y francés. En 1989, las ventas en la Comunidad y en Estados Unidos de América correspondieron en un 79 % (valor) a los productos Wilkinson Sword (y un 72 % aproximado en volumen). En otros países, se vendieron principalmente productos más baratos y con menor margen de beneficios.

  9. #10: Bic es de Francia pero se fabrica en Grecia… de ahí que allí tenga mayor cuota de mercado.

    Yo he comprado hoy Bic… a ver que tal.

  10. Sobre la asociación “Cuchillas de afeitar-Pilas”.
    Yo creo que es un complot para hacerse con el selecto mercado del estante de los centros comerciales que está pegado a la banda trasportadora de las cajas…. en el siguiente paso Gillette se hará con Orbit y Wilkinson con Trident. Vereis…

  11. Me extraña que no haya salido el comentario de que la propia Gillette es la competencia de Gillette. Es más, creo recordar que en este último anuncio que emiten, la comparativa la hacen con ellos mismos.
    Y es que después del desembolso que hicieron buzoneando las maquinillas sensor (o fueron las match3?) les esta resultando difícil que la gente de el paso adelante. Y mira que le pusieron pilas, aumentaron el número de cuchillas, le añadieron una por atrás… pero es que la diferencia de precio entre una match3 http://amzn.to/gQ4bWC y una último modelo http://amzn.to/mF72qn es importante. Y se entiende que haya que pagar el I+D pero es prácticamente el doble.

    Por otro lado, últimamente ha tenido bastante eco la gente de RazWar http://bit.ly/3kjnSm que por cierto tienen planes de suscripción en los que te mandan x cuchillas al mes, como pedia Miguel Ángel.

    [Comentario zrubavel: Lo de RazWar es de traca, se ha hablado mucho pero nadie de que las cuchillas sean buenas, es humo 2.0 trasladado al mundo físico.]

  12. Ahora mismo uso una maquinilla Gillette Fusion y pese a su precio (7 euros con cuchilla, obvio) creo que es una buena compra. No hace cortes, apura bastante y no irrita, ¿qué más puedes pedir?
    He probado maquinillas de todas las marcas y creo que Gillette, nos guste o no, tiene las mejores cuchillas. Parezco el CEO de Gillette.
    Respecto a RazWar, ellos mismos dicen que están por debajo de la competencia respecto a calidad en cuchillas; no te engañan. Yo las compré y doy “fe”, tienen peor calidad pero son más baratas y el packaging es muy bonito.

  13. Un profesor de tecnología de los manteriales nos comentaba que la i+d del “filum” de diamante de la mach3 fue una inversión que Gillette tenía calculado recuperar en tres años. Parece que siempre se eliminan estas variables del cálculo de costes de producción (veáse iPhone, p.ej.)

    Ojo, los documentales sensacionalistas me gustan como al que más!

    [Comentario zrubavel: Claro, y si Gillette no hubiera modernizado sus cuchillas, a pesar de su posición dominante, la gente habría dado charlas de salón de que es que hay que renovarse o morir. Las cuchillas serán más o menos caras, pero como gestión empresarial es complicado hacer críticas a Gillette, trabajan impecablemente.]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *