Chocolate inexacto

Supongo que muchos os habéis preguntado lo mismo. Los chocolates “negros” que se jactan de su alto contenido en cacao, siempre dan una cantidad de cacao mínima. “80 por ciento de cacao mínimo”.
Es algo absolutamente incomprensible, salvo que haya alguna restricción legal. No nos engañemos, todos estos chocolates son productos de fábrica creados masivamente. ¿De veras que no sabéis a ciencia cierta el contenido EXACTO en cacao de la mezcla? Y no me puedo creer que la masa no sea lo suficientemente homogénea como para que esta cantidad pueda variar apreciablemente.
Otro punto: si miras en los ingredientes de los chocolates – y de muchos otros productos – encuentras las temidas trazas de avellanas, nueces y leche en polvo. Esta información se escribe ante los posibles alérgicos severos (uno entre mil millones de personas) que podrían morir simplemente por tomar el producto que ante el que reaccionan. Como medida legal de precaución.
Aunque resulta repugnante. Se sabe que la misma máquina que hace el chocolate con leche hace luego el chocolate con avellanas. Pero que diablos, ¿No son capaces de limpiar la máquina hasta el punto de que no quede ni rastro de lo que han procesado unas horas antes?
Además, no dicen “contiene trazas de nueces”, sino el altamente improbable, “puede contener trazas de nueces”, o sea, hay una probabilidad de que queden restos insignificantes de un producto al que es casi imposible que tengas intolerancia y si la tienes es casi seguro que no irá más allá de gases o molestias estomacales.
Nota: Para los consumidores de marcas cutres de chocolates, según esta página en que ha contrastado los registros sanitarios, las marcas de chocolate de las grandes cadenas de supermercados (marcas blancas) son realmente las siguientes:
Marca Eroski: Zahor
Marca Mercadona: Gorriaga/Cantalou
Marca El Corte Inglés: Valor
Marca DIA%: Nestlé (para el chocolate con leche). Gorriaga/Cantalou para el resto.
Marca Carrefour: Gorriaga/Cantalou
Marca El Árbol: Comercial Loraine

7 comentarios en “Chocolate inexacto”

  1. Yo tuve que llevar a mi novia hace poco al hospital precisamente por no leerme las letras pequeñas. Resulta que desde que se mudó a España ha desorrollado alergia al cerdo: nada de jamón, chorizo, embutidos… Y suerte que yo todavía puedo dormir en la cama con ella y no en el sofa ;-)
    Un día me dio por comprar unas “hamburguesas de pollo”. Cuando me dijo que se estaba empezando a sentir mal, le dije que imposible, que igual se estaba poniendo hipocondríaca… hasta que rebusqué la bandeja entre la basura y vi que entre los ingredientes se mencionaba “panceta”.

  2. pues el otro día probé un chocolate al “99%” marca lindt y me pareció, sencillamente, incomible

  3. Soy muy malo para recordar las fuentes, pero leí en algún lugar que el sabor del chocolate puro es amargo, de un gusto más bien desagradable, y es al mezclarlo con otros productos, principalmente lácteos como su sabor mejora.
    Siempre me han llamado la atención esas etiquetas de que “puede contener trazas de”, en muchos alimentos, como también los cereales de caja, siempre llegando al pensamiento de que son tan avaros como para no tener distintas máquinas para cada variante del producto.

  4. Eso de que al mezclar el chocolate puro con lacteos el sabor mejora habría que discutirlo!
    Hay quien nos gusta el chocolate puro, que luego realmente es 99%, necesita algún aglutinante ya que si no es muy quebradizo.
    Lo que pasa es que hay que desechar la idea de que el chocolate es dulce y degustarlo en cantidades pequeñas, no a bocados. Es como el café, es muy amargo, a quien no le gusta le añade mucha leche y azucar, pero a la gente que le gusta su sabor lo toma sólo y sin azucar y aprecia sus distintos aromas y gustos.

  5. Tiene su tiempo el post, pero igual sigues con la duda.

    Las maquinas no son tan exactas como para saber si echan 80% de cacao u 85. Generalmente van a peso y tienen una franja de error calculada estadísticamente. Si, por ejemplo, echan 500kg en la masa, un día echarán 500, otro 501 y otro 400 o algo así (estoy exagerando un tanto). Se espera que lo de 400 sea muy raro y que la mayor parte tengan X. Y a partir de ahí ponen el mínimo. Pasa lo mismo con cualquier maquina llenadora. Fijate que algunos yogures parece que están más vacíos que el resto. Y como el consumidor puede reclamar tienen que cubrirse las espaldas de alguna manera.

    Esa es la razón por la que, por ejemplo, el nitrito que se usa para el jamón cocido (y que le da el color rosa) siempre viene mezclado con sal. El nitrito es tóxico en ciertas cantidades, pero con la sal te aseguras que, aunque a la máquina le de ese día por uno de sus raros extremos, nunca llegue a ser tóxico para el consumidor. Es un aditivo indispensable, así que dentro de lo malo, te cubres las espaldas sanitarias.

    Lo de cubrirse las espaldas, además, te lo voy a relacionar con las avellanas. Lavar es un coste adicional (por el gasto de detergentes, agua, y tiempo), así que lo normal es que la maquinaria se le dé una buena limpieza pero no una limpieza 100% eficaz. Es más barato incluir una línea en el producto avisándolo que parar la fabricación durante horas. El público que pierden por eso es muy pequeño. Lo importante es que no haya trozos de avellana detectables al paladar.

  6. Siempre me ha mosqueado lo de “puede contener trazas”. Hasta que finalmente, lo he adoptado para mi producto estrella: Cuando me van a chupar el nick, siempre advierto: “Puede contener trazas del culo donde ha estado metido antes”. Y eso que uso un jabón dermoprotector… de marca blanca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *