Actrices sin futuro

¿Es lícita la queja de las actrices de que a partir de cierta edad no consiguen papeles? En mi opinión no, pues el caso es el mismo que para los futbolistas, que a partir de cierta edad, no los quieren en ningún buen equipo.

Suelen argumentar que sólo se quiere a las jóvenes, que no se aprecia la experiencia en la actuación. Esto tendría lógica ante algo nuevo, pero el negocio del cine y como prolongación del teatro, siempre ha sido así.

Imaginaros que un futbolista como Zidane se quejara de que sólo lo quieren contratar en equipos de segunda división. Que su experiencia y visión de juego no se valora. Pensaríais que está sonado. Cuando Zidane empezó en el fútbol profesional sabía que tenía unos diez o quince años por delante, y que luego sería cuestión de vivir de lo sembrado. Con un poco de suerte podría encontrar algún cargo político en un club deportivo o federación. Pero con sueldos alejados de los de sus mejores tiempos.

Lo mismo le ha de suceder a las actrices, saben que es una profesión con un tiempo de vida determinado, y que luego viene un declive y se acaban los papeles. Muchas no han querido verlo así, pero me parece ridículo, cuando es algo que siempre ha sido de esa manera. ¿Que una actriz de cuarenta años puede hacer grandes trabajos? No lo dudo, pero gracias a que no se los ofrecen, las desconocidas muchachitas consiguen entrar en el mundo del cine. Y la rueda sigue girando.

7 comentarios en “Actrices sin futuro”

  1. Nope querido, la comparación con los futbolistas es equivocada.

    Una cosa es la destreza física necesaria para lograr un objetivo (en este caso ganar o ser el mejor equipo) que sí o sí está determinada tajantemente por la edad, ecuación simple: más viejo -> más agotado para soportar los embates de los contricantes.

    Para las féminas olvidadas no hay razón valedera para descartarlas… IMHO :-)

    Saludos

  2. Es consecuencia de que en las películas se demandan jovencitas buenorras a tutiplén. Se han perdido los personajes para pasar directamente al arquetipo y a ellas cuando son jóvenes ese juego les gusta.

    La gran mayoría de las actrices jóvenes son tan intercambiables que incluso costaría darse cuenta si a mitad de una peli ponen a otra actriz haciendo el mismo papel.

    Los años van haciendo de filtro y les empiezan a ofrecer personajes en vez de arquetipos y ahí es en donde las mediocres no tienen nada que hacer.

    Su queja se sitúa a medio camino de la ironía y del patetismo, dicen que a partir de cierta edad no les ofrecen papeles. Que no se preocupen, en realidad nunca se los han ofrecido.

  3. Es que, según yo, si una actriz de más de cuarenta ya no puede conseguir papeles es que no sabe actuar. Si la llamaban antes era porque en ese tiempo ella era la joven y bonita.

  4. Normalmente estoy de acuerdo con tus opiniones, pero en esta no puedo estar más en desacuerdo.
    Álvaro le ha dado al clavo, si no se les ofrecen más papeles es porque no son buenas actrices.
    Para muestra un botón: ¿qué me dices deMichelle Pfiffer (lo admito, su carrera ha visto mejores tiempos), Sandra Bullock, Nicole Kidman o la incomparable Meril Streep (!)?.

  5. Carlos, lo que tal vez no ves es que los casos que estás indicando son las escasas excepciones que existen. Meryl Streep no ha ido nunca de diva y no le ha importado hacer papeles que no son de protagonista.

    Cuando hablo sobre esto pienso en el caso general, pues excepciones hay en gran cantidad. Pero claro está en que si se quiere dar una opinión que no acepte ni una sola excepción, es mejor no decir nada.

    Shevek, lo de que se han perdido los personajes no me parece verdad. Antes se ofrecía lo mismo que ahora, sólo que ahora las actrices tienen que enseñar más. Pero las grandes actrices de Hollywood no dejaban de ser sex symbols.

    Pensad ahora que se están muriendo todos los actores «clásicos» españoles cuantas actrices de esa misma época conocéis.

  6. No sé qué actriz ya entrada en años, comentó que soló había conseguido papeles cuando era joven y mucho tiempo después cuando ya era muy mayor para papeles de abuela.

    Se tiene que tener en cuenta que las películas tienen que explicar historias que enganchen a la gente, y al igual que casi todos los protagonistas de la películas son separados, divorciados o en barbecho desde hace lustros para que así tener una libertad de guion que si fuesen casados y con familia no tendrían o sería difícilmente justificable en el papel de héroe de la peli.

    Desgraciadamente lo mismo pasa con las mujeres mayores de treinta años, no es interesante a modo de historia, la vida de una mujer «que se le ha pasado el arroz» y si aparecen, son como insatisfechas en su vida sentimental o sexual.

    C’est la vie

  7. Estoy en todo de acuerdo menos en la última frase «..pero gracias a que no se los ofrecen, las desconocidas muchachitas consiguen entrar en el mundo del cine», en ningún trabajo me parece bien que se justifique no dar trabajo a alguien «mayor» para que puedan entrar otro mas joven, siempre debiera de ser por tener mejores cualidades para desarrollar el trabajo, que en el caso del cine puede ser tener las tetas mas gordas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *